Como especialistas en obras de pocería y desatascos de tuberías en Alcobendas, queremos hablarte en esta entrada del blog sobre una tarea de gran importancia: el mantenimiento y la limpieza de los pozos negros, labores que deben ser realizadas por profesionales expertos y bien formados.

Cuando los pozos negros o ciegos sufren una obstrucción, hay que actuar con rapidez para evitar problemas de mayor gravedad en los cuartos de baño. Si se colapsa uno de estos contenedores, lo normal es que se encuentre muy lleno y el agua del sistema séptico retroceda. Esto hace que el líquido se desborde y se produzca la inundación de la estancia. Lo más sensato, en estos casos, es contactar cuanto antes con una empresa con experiencia en estas tareas.

Expertos en desatascos de tuberías en Alcobendas y en todo tipo de trabajos de pocería, tenemos experiencia en intervenciones en contenedores obstruidos. A veces, es necesario desenterrar el pozo negro mediante labores de excavación. Este tipo de trabajos es imprescindible llevarlo a cabo con elementos protectores como prendas de ropa especiales, guantes, gafas…

Para solucionar el problema de la obstrucción, hay que proceder al vaciado o drenado del pozo ciego con la ayuda de un equipo de bombeo. Es clave comprobar que este proceso se lleva a cabo de forma completa. A continuación, tendremos que esperar a que el depósito esté lleno de nuevo. Si está taponado, nos bastará con una semana. Si drena con lentitud, alrededor de 10 días.

Si quieres conocer más sobre nuestros servicios o necesitas de una atención rápida y especializada contacta con nosotros en Obras de Pocería Celso.