Muchas de las ocasiones en las que tenemos que realizar obras de pocería en Madrid, nuestra tarea consiste en el diseño y la construcción de una fosa séptica en una edificación que es imposible conectar con la red general de alcantarillado. 

Una fosa séptica es un sistema muy elemental para la depuración de las aguas residuales de una edificación. Se trata de un depósito subterráneo en donde convergen todos los desagües de esa edificación (inodoros, fregaderos, lavabos…) y en donde esas aguas residuales reciben un tratamiento de depuración biológico antes de ser devueltas al subsuelo.

Una fosa séptica consta de, al menos, dos cámaras diferenciadas. La primera de ellas, por la que entran las aguas procedentes de la casa, suele ocupar unos 2/3 del volumen total. En esta primera cámara se produce la decantación de los sólidos que, por efecto de la gravedad, se van depositando sobre el fondo mientras que aceites y grasas flotan en la superficie. En la segunda cámara, llamada aeróbica porque debe tener algún tipo de ventilación, es en donde actúan las bacterias para descomponer la materia orgánica que aún queda en el agua; tras esta cámara, las aguas ya depuradas atraviesan un filtro de grava, arena, carbón y otras sustancias cuya misión es la de retener las restantes impurezas que pueda haber en el agua que volverá al subsuelo.

Estamos especializados en todo tipo de obras de pocería en Madrid, si lo necesitas ponte en contacto con Obras de Pocería Celso y te daremos soluciones completamente adaptadas.