Teléfonocómo llegar
blog

Cómo funciona una fosa séptica

Cómo funciona una fosa séptica

Una de las tareas que tenemos que hacer las empresas de pocería en Madrid para viviendas que, alejadas de un casco urbano y, por lo tanto de la red de alcantarillado, es la construcción de una fosa séptica para la depuración de las aguas residuales de la vivienda. Aunque muy elemental y básico, la fosa séptica es un sistema para la depuración de aguas residuales, ojo, exclusivamente para viviendas.

Podríamos decir, en principio, que una fosa séptica construida por una de las empresas de pocería en Madrid es un depósito subterráneo en el que vierten todos los  desagües de la casa, incluyendo los inodoros, los fregaderos y también las bajantes de agua de lluvia. Esos restos, líquidos, pero también sólidos, van a ser sometidos a un proceso de depuración biológico antes de que vuelvan al subsuelo.

Entrando un poco más en detalle podemos decir que, en realidad, la fosa séptica no es un depósito sino que está compuesta de, al menos, dos comunicados entre sí. En el primero de ellos, de mucha mayor capacidad que el otro, es en donde vierten los desagües y en donde los sólidos caen al fondo del depósito en donde inician su proceso de descomposición. Por su parte los aceites, grasas y detergentes que permanecen en la superficie pasan a la segunda cámara.

En esta segunda cámara las bacterias descomponen los restos de materia orgánica que aún pudieran quedar en las aguas antes de pasar por el filtrado. Las fosas sépticas deben contar obligatoriamente con un filtro, generalmente hecho con diferentes materiales (grava, arena, carbón, absorbentes sintéticos…) de modo que retengan los aceites y restos de detergentes a los que antes nos referíamos.

Cuando los técnicos de Obras de Pocería Celso diseñamos una fosa séptica calculamos que sola haya que vaciarla cada dos o tres años.